Así fue como algunos países protegieron su tejido empresarial durante la pandemia

Junta Directiva de Cedetrabajo

A partir de marzo muchos países adoptaron políticas activas de apoyo a su tejido empresarial. Estas medidas han incluido la flexibilización de la legislación sobre insolvencia, siempre y cuando se deba a factores relacionados con la pandemia; el otorgamiento de préstamos con largos períodos de gracia y bajos intereses; el respaldo de la banca pública o apalancamiento de la banca privada a esos préstamos; aplazamientos para el pago de servicios públicos; ayudas directas no reembolsables o renegociación de los intereses y plazos de las deudas; y reducción de impuestos, entre otras. 

La mayor parte de estas medidas fueron de emergencia y temporales con un horizonte máximo hasta septiembre. Sin embargo, los rebrotes de la pandemia y los efectos económicos, que fueron más profundos de lo que se calculaba inicialmente, han vuelto a poner el tema sobre la mesa, dado que se requerirán nuevos programas, especialmente para las pequeñas empresas, que poseen reservas limitadas de efectivo y márgenes financieros ajustados. Cualquier reducción de los programas de apoyo podría marcar la diferencia entre la supervivencia y el colapso.

A continuación, el resumen presentado por La Jornada de México sobre algunas de las medidas adoptadas en varios países en apoyo al sector empresarial:

Australia. Como parte de un plan de estímulo de 17.600 millones de dólares, el gobierno prometió un paquete de 613 millones para la inversión empresarial, proporcionar asistencia de flujo de caja para apoyar a las pequeñas y medianas empresas (pymes), ofrecer apoyo específico para los sectores más gravemente afectados, incluidos los viajes y el turismo, y hacer pagos de estímulo a los hogares que beneficien a la economía en general.

Singapur. El gobierno proporcionó apoyo salarial de hasta 70 por ciento de los salarios mensuales fijos, con un límite máximo de 2 mil dólares mensuales por empleado; otorgó a los guías turísticos con licencia un apoyo salarial de mil dólares para ayudar con algunos de sus gastos básicos de vida. También mejoró su Plan de Financiación Empresarial –Préstamo de Capital de Trabajo para Pymes y aplicó una rebaja en el Impuesto Sobre la Renta de las empresas para 2020 del 25 por ciento del impuesto pagadero, con un límite máximo de 15 mil dólares por empresa.

Hong Kong. La Junta de Turismo recibió 700 millones de dólares, mientras que el Consejo de Desarrollo Comercial obtuvo 150 millones para organizar iniciativas de promoción turística. Además, Hong Kong y el Fondo Anti Epidémico reservarán recursos para proporcionar subsidios a las empresas. La Junta de Turismo de Hong Kong lanzará un plan para reforzar su apoyo al comercio y a las promociones conjuntas, con un presupuesto de 400 millones de dólares. Las iniciativas cubrirán agencias de viajes, hoteles, aerolíneas y atracciones locales y extranjeras, así como las industrias de venta al por menor, de comidas, reuniones, incentivos, convenciones y exposiciones.

Alemania. El ministerio de Finanzas de Alemania prometió dinero ilimitado a las empresas alemanas afectadas por Covid-19. La asistencia de liquidez del gobierno prevé una expansión masiva de los préstamos otorgados por el KfW, el banco de desarrollo del país, y las compañías podrán diferir mil millones de euros en pagos de impuestos.

Italia. El gobierno lanzó un plan de rescate por 25 mil millones de euros para blindar a las familias y empresas de las consecuencias de la pandemia del Covid-19, y destinará 10 mil millones de euros en apoyo a los empleadores y empleados, así como otros 3 mil 500 millones de euros en apoyo al sistema de salud. Italia reactivó la Cassa Integrazzione para todos los sectores, en donde el gobierno paga 80 por ciento de los salarios.

Reino Unido. Estableció un conjunto de medidas temporales para apoyar a los servicios públicos, las personas y las empresas, que actualmente asciende a 330 mil millones de libras esterlinas. Esta cantidad incluye medidas enfocadas en el apoyo de empresas al sector de viajes y turismo, y otros más que apoyan al sector de manera indirecta.

Francia. El gobierno anunció un plan para apoyar a la economía por 45 mil millones de euros, de los cuales alrededor de 35 mil millones están dedicados al aplazamiento de las cargas sociales y fiscales de las empresas, las cuales pueden solicitar la ampliación de los plazos fiscales a los impuestos sobre los servicios sin penalización. Los trabajadores autónomos pueden ajustar la tasa y las retenciones en origen. Las empresas también pueden solicitar una remisión de los impuestos directos (impuestos sobre los beneficios, contribución económica territorial), sujetos a un examen individualizado de las solicitudes.

España. El gobierno español anunció una línea de financiamiento de 400 millones de euros con garantía del Instituto Oficial de Crédito de España, para empresas autónomas y turísticas domiciliadas en España que necesitan liquidez, con un límite de 500 mil euros, incluidas compañías de transporte, taxis, hoteles, restaurantes, renta de autos, agencias de viajes, museos y similares, entre otros. El gobierno también definió un paquete de 200 mil millones de euros para ayudar a las empresas y proteger a los trabajadores y otros grupos vulnerables afectados por la crisis.

Abrir chat