El SENA le apuesta a la transformación digital de las mipymes colombianas

Carlos Mario Estrada, director nacional del SENA
 

La transformación digital es una de las apuestas sociales y económicas con mayor transcendencia en el mundo de hoy. Con los grandes cambios de los años recientes (incluida una pandemia) y la relevancia tecnológica de cara a la innovación empresarial en Latinoamérica y en Colombia, sugieren la implementación de múltiples programas, proyectos y estrategias frente a la reactivación económica, la sostenibilidad financiera y el modelo de negocios de los diferentes sectores y empresas en el corto plazo.

Vale la pena tener en cuenta que, según cifras de MinTIC, en 2019 en Colombia se registraron 1.6 millones de mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas), las cuales representan más del 90% del sector productivo nacional, aportaron más del 35% del PIB y generaron el 80% del empleo. Las afectaciones económicas, producto de la emergencia social, no dejan duda de los impactos en las mipymes como unidades productivas, pero también para la sociedad colombiana en general. 

Este panorama retador permitió al SENA articularse estratégicamente con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de Colombia Productiva, y con el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones a través del programa Extensionismo Tecnológico, que desarrolló la estrategia ‘Mipyme se transforman: empresas con mentalidad TIC’, para atender estratégicamente a 1.349 empresas en ciclos de mejoramiento continuo enfocados a la transformación digital. 

Esta estrategia tiene el propósito de transformar los procesos de digitalización, mejorar los grados de madurez digital, la adopción y apropiación tecnológica hacia la digitalización, coordinación, gestión y estrategia de las mipymes, lo cual se traduce en mejores competencias humanas, capacidades organizacionales y productivas con excelentes indicadores. 

Con esto se pretende obtener una mejora representativa en cuanto a resultados económicos y su relacionamiento con los clientes/usuarios, para responder de manera ágil y estratégica frente a los nuevos retos que plantean las condiciones y dinámicas actuales, todo esto mediante una asesoría técnica virtual que da cuenta de la ruta hacia su proceso de transformación digital.

Esta iniciativa se convierte en una valiosa oportunidad en el marco del contexto económico y tecnológico actual. En este escenario se presentan múltiples retos que invitan a mejorar las propuestas de las mipymes para llevar a otro nivel sus procesos, capacidades empresariales, modelos de negocio y competencias tecnológicas del capital humano. En otras palabras, contribuir para que diseñen con ofertas de valor, diferenciadas y competitivas en todos los sectores y mercados. Sobre todo, en esta época en la que es necesario que las empresas utilicen de mejor manera las TIC. 

Pedro Mauricio Valderrama, creador de Hato La Esperanza Duitama, señala que con la pandemia bajaron muchas cosas como el nivel de alojamiento y los precios de la leche, pero también aumentaron los costos con la implementación de los protocolos de bioseguridad, pese a que comercializa sus productos a través de medios electrónicos.

Reconoce que con ‘Mipyme se transforma’ ha podido implementar las nuevas tecnologías aplicadas a las empresas, a través de la trasformación digital, para mejorar la productividad empresarial con el comercio electrónico.

“Nos vinculamos a esta estrategia para incrementar las ventas online, fortalecer el conocimiento de uso y empleo de las plataformas digitales, tanto en la preparación personal, como en el comercio electrónico Empresa-Clientes B2C; así como crear una cultura de responsabilidad en el personal de mi empresa”, señala Valderrama.

“Pero también para mejorar mi perfil profesional, gracias a los cursos de LinkedIn Learning para aumentar la productividad de mi empresa. Sumado a la excelente orientación y dedicación personalizada del extensionista tecnológico para desarrollar la estrategia digital”, agrega.

En efecto, los resultados han sido contundentes. Las ventas en línea (entre agosto y lo que va de septiembre) registran más de $5 millones. Y los ajustes en los canales digitales: página web, Google Drive, Trello, Facebook, Instagram, WhatsApp Bussines, Daviplata; así como el perfil del empresario en LinkedIn Learning y Empresario Digital con certificaciones digitales.

“Este es un programa que permite dar a conocer a los empresarios cómo se puede diseñar una estrategia digital para lograr la conquista de una estrategia empresarial por medio del comercio electrónico”, puntualiza.

Lady Tatiana Serna, técnica en Asistencia administrativa y tecnóloga en Guianza Turística del SENA, de Destinos y Rutas de Colombia, una agencia de viajes con sede en Manizales, señala que haberse vinculado a la estrategia ‘Mipyme se transforma’ los ha llevado a replantear la forma en que manejan sus procesos, especialmente en esta una nueva realidad.

“No se trata sólo de redes sociales y de un sitio web, sino de la aplicación de las herramientas tecnológicas a los procesos internos de la agencia, que se relacionan con la experiencia del cliente y facilitan el desarrollo operacional y de seguimiento”, comenta Serna. 

Señala, además, que los procesos en los que las instituciones acompañan y construyen con los empresarios, no pueden ser más que casos de éxito. “No sólo transforman empresas, sino a las personas, sus pensamientos, y mejoran capacidades que enriquecen al empresario y fortalecen el proceso productivo de la agencia, en nuestro caso”, concluye.

Estos son dos muy buenos ejemplos de la estrategia ‘Mipyme se transforma’, que se viene implementado desde 16 regionales SENA con un proceso sistemático de transformación digital, basado en generación de valor, que atiende a 1.349 mipymes de 252 Municipios, de 30 Departamentos, de las cuales el 86% se han visto afectadas por  la pandemia. 

En ese sentido, con la metodología de Extensionismo Tecnológico, dicha estrategia concentra su mayor esfuerzo en empresas del sector servicios (457), industria (366), comercio (300), agropecuario (164) y otros sectores (62), lo cual revela las debilidades en aspectos referentes a la transformación digital. 

Leer más…

Abrir chat