Productores y comerciantes de Corabastos discuten impactos de proyecto de Ley de Financiamiento

En Bogotá, el pasado martes 27 de noviembre en el Teatro de Corabastos tuvo lugar el foro “Impactos de la Reforma Tributaria (Ley de financiamiento) en los productores, comerciantes y consumidores”, al que fueron invitados representantes de organizaciones sociales, gremiales y académicas a debatir y exponer distintos puntos de vista sobre las implicaciones que podría tener el proyecto de Ley de Financiamiento – reforma tributaria –  sobre el segmento mipyme. Al evento convocado por Conalco, Fedeuplazas, Justicia Tributaria, Cedetrabajo, Fenalco, Dignidades Agropecuarias y Acopi Bogotá –Cundinamarca, asistieron cerca de 50 pequeños y medianos productores agropecuarios, comerciantes y consumidores.

Mario Valencia, Director Ejecutivo de Cedetrabajo, afirmó que aunque una de las promesas del presidente Iván Duque fue reducir los impuestos a las empresas, el contenido general del proyecto de Ley de Financiamiento ignora y agudiza la profunda desigualdad entre las utilidades empresariales, y agregó que “el 0,73% de las empresas concentra la mitad de las utilidades producidas”. Valencia dijo que una de las estrategias del Gobierno para mermar la resistencia de los colombianos frente a la reforma es hacer modificaciones de último minuto para que no se conozcan todos los detalles de la misma, dificultando el debate público. “En medio día he conocido tres versiones nuevas del proyecto de ley”, y aseguró no saber cuál era el oficial.

Por su parte, el profesor Jairo Villabona señaló que “en Colombia, el 1% con mayores ingresos pagó una tasa efectiva de entre el 1 y el 2% de impuesto de renta en promedio en los últimos años, mientras que en los países de la OCDE las personas de muy altos ingresos tienen tarifas del 45% al 50%. Por eso, estos Estados pueden destinar importantes recursos en educación de calidad”. También se refirió al argumento del Gobierno de que las empresas tienen una excesiva carga tributaria, ante lo que respondió “esto puede ser cierto, pero para las pequeñas empresas”.

Rafael Barrera, miembro de la Junta Directiva de Acopi Bogotá – Cundinamarca, afirmó que el segmento mipyme necesita tarifas diferenciales en el impuesto de renta. “El índice de Gini para empresas es de 0,82, mucho más elevado que el de personas naturales” aseveró Barrera, por lo que no se cumple con la progresividad exigida por la Constitución. Por esto, Acopi Bogotá-Cundinamarca está proponiendo tarifa diferencial de renta para las mipyme. El directivo gremial agregó que también se está proponiendo un descuento tributario para empresas generadoras de valor agregado, y anotó que ambas propuestas tuvieron amplio respaldo en el marco de la reforma tributaria de 2016, incluso recibiendo el respaldo y visto positivo del actual mandatario.

Oscar Gutiérrez, representante de los productores de Dignidad Agropecuaria, manifestó que una de las medidas propuestas que le preocupan es con la que ahora se responsabiliza del recaudo del IVA a los microempresarios, productores, especialmente del sector agrícola. Para el dirigente agrario, las medidas que necesita la economía colombiana para su reactivación se resumen en tarifas diferenciales e impuestos directos con verdadera progresividad tributaria. Finalmente, los gremios y académicos resaltaron que estarán atentos a la discusión de este proyecto en el Congreso e invitaron a los asistentes al foro a estar atentos a los cambios y propuestas que se pretendan incluir. Por su parte, Acopi Bogotá – Cundinamarca solicitó respaldo en la propuesta del impuesto diferencial de renta y el incentivo tributario para las empresas generadoras de valor agregado, la cual será expuesta a todos los parlamentarios de distintas corrientes políticas buscando apoyo en esta iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *