Comunicado conjunto de gremios y asociaciones sobre cobro de valorización Bogotá – Noviembre 2018.

La opinión pública y el empresariado de Bogotá, han conocido el texto del Proyecto de Acuerdo por medio del cual la Alcaldía Mayor, impulsa el cobro de valorización para realizar 16 obras de infraestructura. El Acuerdo, luego de ser aprobado por la Comisión de Hacienda del Concejo de la ciudad, pretende recaudar 906.579 millones de pesos a 457.395 predios, de los cuales 111.278 son de uso industrial y comercial.

En el articulado aprobado en Comisión de Hacienda y que solo le falta la aprobación en Plenaria del Concejo en los próximos días, los predios de uso comercial e industrial de zonas como Toberín, Puente Aranda y Montevideo, deberán pagar por valorización 2.5 veces el valor del predial, lo cual es inaudito y quiere decir que estos predios en el 2019 podrán pagar hasta ¡3.5 prediales!

El cobro se suma a la asfixiante lista de impuestos que hoy pagan los empresarios, y no tiene en cuenta que los industriales y comerciantes consideran que su principal problema es la alta carga tributaria (ANIF), razón por la cual es inaceptable un cobro que desborda con creces la capacidad contributiva de las compañías y les resta competitividad en un contexto de TLC y contrabando.

El Informe Nacional del Consejo Privado de Competitividad 2016-2017 plantea que “el país registra una de las tasas efectivas de tributación más elevadas del mundo, ubicándose en el puesto 182 entre 191 países y en el 15 entre 17 países de América Latina”. En las actuales circunstancias un cobro de valorización es altamente perjudicial para las empresas debido a que les aumenta los pasivos y el endeudamiento con el sector financiero, disminuye el flujo de caja y afecta significativamente el capital de trabajo.

El Proyecto no tiene estudios que demuestren la capacidad de pago de los empresarios ni la valoración concreta que tendrían las bodegas y las plantas industriales. Tampoco tiene en cuenta la actual situación económica de las PyME, las cuales presentaron deterioros en sus balances generales y aumentos en la porción de empresarios insatisfechos (ANIF). El palo no está para cucharas.

Acopi Bogotá – Cundinamarca, en correspondencia con su objetivo misional de defender y promover la producción y el trabajo de los colombianos, y teniendo en cuenta los anteriores argumentos, solicita al Concejo, archivar definitivamente el proyecto de cobro de valorización, ya que lo considera inapropiado para los empresarios y el desarrollo económico de la ciudad.

 

Acopi Bogotá – Cundinamarca.

Centro Empresarial las Américas.

ASEMPTO FESACOL

Asociación de Empresarios de Toberín

Federación de Sanandresitos de Colombia

Asociación de Metalúrgicos de Pensilvania

Junta de Acción JAC Puente Aranda

Junta de Acción Comunal de Pensilvania

 

Noviembre 2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *