ACOPI Bogotá – Cundinamarca propuso Impuesto Diferencial de Renta para las PyMe.

Bogotá, Noviembre de 2016

Sería liquidado de manera diferencial con base en el tamaño, las utilidades y el valor agregado.

ACOPI Bogotá – Cundinamarca presentó una propuesta de Impuesto Diferencial de Renta para las PyME para que sea incluida en la reforma tributaria que el Gobierno Nacional radicó al Congreso, el cual sería liquidado en forma descendente con base en el tamaño de la empresa y las utilidades y el valor agregado que generen las mismas, con el objeto de que se cumpla el precepto constitucional de progresividad y equidad de los impuestos, tal como funciona en otros países como Estados Unidos, donde sobre la renta corporativa gravable existen tarifas entre el 15% Y el 39% las cuales son cobradas según los ingresos de las empresas. La propuesta fue estructurada con base en un estudio que demostró que la desigualdad en las utilidades empresariales es aún mayor que la de los ingresos de las personas, ya que tan solo 100 grandes empresas concentran el 16% de las utilidades brutas generadas en el país.

El estudio sobre la desigualdad empresarial realizado para ACOPI BC, la asociación de pequeñas y medianas empresas en Bogotá, encontró que de un total de 1 millón 380 mil firmas que existen en el país, 100 empresas que representan tan solo el 0,01%, concentran el 16% de las utilidades brutas, es decir, la abultada suma de 43 billones de pesos; mientras que 1 millón 273 mil PyME, el 92% de las empresas colombianas, se quedan apenas con el 12%, tan solo 32 billones de pesos. Así mismo, las primeras 2000 empresas, el 0,15%, obtienen el 40% de las utilidades, 105 billones de pesos, desigualdad que se refleja en el Índice de GINI – medición del ingreso entre el número de personas en el cual el 0 es la equidad perfecta y el 1 es la desigualdad absoluta – en el caso de los ingresos de las personas en Colombia es del 0,54 según el Banco Mundial, mientras que en las empresas colombianas fue del 0,82 en 2014, según el estudio.

La propuesta ha sido socializada por ACOPI BC con parlamentarios de diferentes partidos políticos, comenzado por el presidente del Congreso y miembro del Partido de la U, senador Mauricio Lizcano; El senador del Polo, Jorge E. Robledo; El representante a la cámara, Ciro A. Ramírez del Centro Democrático; los representantes a la cámara por el partido liberal, Alejandro Chacón y Rafael Romero; La representante a la cámara, Sandra Ortiz del partido Verde, quienes han manifestado interés en estudiar y analizar la propuesta.

Rafael Barrera, Vocero de ACOPI BC, manifestó “que el proyecto de reforma tributaria presentado al Congreso le baja el impuesto de renta a las grandes empresas – multinacionales y empresas monopolistas con altas utilidades – 11 puntos, al pasar del 43% al 32%, en cambio a las PyME, que son las grandes generadoras de empleo en el país, se les mantiene la tarifa nominal”, con el agravante de que, “las primeras convierten las tarifas nominales en tarifas efectivas mínimas, por gozar de beneficios tributarios a los que las pequeñas y medianas empresas nunca pueden acceder”. Por su parte, Francisco Montoya, empresario de autopartes, dijo que “es importante que las empresas que generan valor agregado industrial, tengan un tratamiento especial a fin de que se proteja el aparato productivo del país”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *